Blog

Factores de riesgo de la sordera

La pérdida auditiva es una patología que afecta a un gran número de personas dentro de la sociedad. A causa de este alto número de afectados, muchas veces formamos parte de un colectivo de riesgo de padecer sordera y no lo sabemos

 

→ Si quieres saber más: 7 preguntas más frecuentes sobre la audición

 

Como hemos visto en otro artículo de Audioson, si formas parte de un grupo de personas con riesgo de padecer pérdida auditiva o conoces alguien que forme parte de este grupo de personas es importante que vigiléis vuestra salud auditiva.

Pero hoy, vamos un paso más allá y os explicamos cuales son los factores de riesgo que pueden dañar nuestra audición. Estos factores de riesgo son los principales causantes de iniciar una pérdida auditiva si no vigilamos nuestra audición.

Dos tipos de origen en la pérdida auditiva

Los factores de riesgo de la sordera que nos pueden afectar a nuestra salud auditiva pueden provenir de dos orígenes distintos: el origen congénito y las causas adquiridas.

El origen congénito contempla todas las causas de la pérdida auditiva que se determinan en el momento del nacimiento. Por lo tanto el origen congénito es un factor de riesgo en los niños no natos o bebés. En este caso la mejor solución para conocer los factores de riesgo a que se expone el niño será hablar con el pediatra o médico especialista.

Factores de riesgo de la sordera

Son las causas adquiridas las que nos pueden provocar pérdida auditiva a cualquier edad. En este caso, a continuación veremos los factores de riesgo para la sordera que tienen este origen.

Factores de riesgo de la sordera

Los principales factores de riesgo de padecer sordera son 5:

  • Edad: Con la edad el desgaste de la audición es más importante. Las estructuras internas de la oreja se van desgastando y, por esta razón, podemos tener más factores de padecer pérdida auditiva.

 

→ Si quieres saber más: La pérdida auditiva en la gente mayor: una afectación comuna

 

  • Exposición a un ruido fuerte: Si nos exponemos constantemente a un sonido fuerte y estridente de manera continuada también estamos delante de un factor de riesgo de la sordera. Este es el caso de la gente que realiza trabajos con una alta contaminación acústica. También se puede dar el caso de personas que escuchan un sonido fuerte en un periodo corto de tiempo como por ejemplo un disparo.
  • Factores hereditarios: Nuestra composición genética puede provocar que una persona sea más susceptible a padecer pérdida auditiva o que, delante de otro factor de riesgo, esté más expuesto.
  • Medicamentos: Hay ciertos medicamentos que tienen efectos más nocivos en nuestro organismo y nos exponen a efectos secundarios como pueden ser la pérdida auditiva. Algunos de estos medicamentos que nos pueden provocar la pérdida auditiva son los antibióticos de la familia de los aminoglucosidos.
  • Algunas enfermedades: Algunas enfermedades, sobretodo las infecciosas como la meningitis, la otitis o la varicela nos pueden dañar nuestra capacidad auditiva. Hay que vigilar muy bien cuando se padece una de estas enfermedades, ya que podría derivar en un caso de sordera.

 

Estos son los principales factores de riesgo adquiridos que nos pueden provocar una pérdida auditiva. Si estamos expuestos a algunos de ellos, hace falta que vigilemos y consultemos al audiólogo o nos realizamos periódicamente una prueba auditiva.

¿Tienes algún problema? Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso: